Más que un blog de dietas, es de normas y buenos hábitos a seguir con la disciplina que requiere cualquier método en nutrición.
También está creado para recibir información de cualquier tema relacionado con la salud. Gracias a Tod@s..

viernes, 21 de noviembre de 2008

Agua y Adelgazamiento:

El papel fisiológico del agua en el adelgazamiento y en el mantenimiento de la línea tiene lugar a distintos niveles. El agua puede ayudar a adelgazar no sólo porque previene y reduce la retención de líquidos. Es algo que se evidencia en un estudio publicado en la revista 'The Journal of Clinical Endocrinology and Metabolism', en el que se asegura que beber medio litro de agua aumenta el gasto metabólico en un 30% después de 30 ó 40 minutos de haberla ingerido.
Según el trabajo, el 40% de este efecto termogénico está originado por el necesario calentamiento del agua en el aparato digestivo, que varía de 22 a 37ºC. Asimismo, se observó cómo la energía para este cambio de temperatura en los hombres provino de las grasas, en contraste con las mujeres, que para este mismo fin utilizaron sobre todo los carbohidratos como fuente energética. Beber dos litros de agua al día supuso un aumento del gasto total diario de aproximadamente 100 kilocalorías. Estos resultados sugieren que el efecto termogénico del agua debe ser considerado cuando se realizan tratamientos de adelgazamiento, si bien se precisan más estudios que corroboren y contrasten esta interesante teoría.
Beber agua en exceso.
Una ingesta elevada de líquido no presenta normalmente problemas fisiológicos en una persona sana porque el exceso se elimina con facilidad y de una manera rápida por los riñones. Por el contrario, una ingesta baja puede generar graves problemas de salud. La hipohidratación se corrige con una ingesta mayor de agua a través de los alimentos y bebidas, mediada por la sensación de sed, efectivo mecanismo de nuestro cuerpo que nos recuerda la necesidad de beber tras periodos de bajo aporte de líquidos. Los efectos de no beber suficiente son, entre otros, la disminución del tono muscular, peor digestión y absorción de los nutrientes, el aumento de la concentración de sustancias tóxicas en el organismo y la temida retención de líquidos.
Beber algunos vasos más de agua de los recomendados diariamente es beneficioso y ayuda a sentir ligereza, pero el aporte ha de ser moderado. Beber agua en exceso mientras se hace una dieta hipocalórica o mal planteada puede provocar desequilibrio hidroelectrolítico en el organismo. Dicho desequilibrio conlleva el riesgo de sufrir hiponatremia (desequilibrio en la concentración plasmática de sodio), lo que puede producir serios problemas cardíacos. Incluso hay personas que hacen un consumo exagerado y desproporcionado de agua.
Estos casos de ingesta excesiva de agua pueden deberse también a un trastorno con nombre, la potomanía, que puede ser síntoma de un desequilibrio psiquiátrico, ya que tiene aspectos en común con otros trastornos del control de los impulsos.

Fuente: http://www.consumer.es/

2 comentarios:

Mamachelo dijo...

Hola Carmen:
Acabo de entrar en tu blog porque he visto en KN que estabas poniendo temas sobre dietas.
Yo intento, aunque más bien poco, quitarme unos kilos que se me han quedado adosados y no voy a decir que después del embarazo de mi peque porque ya tienen 9 años y medio ¿no hay emoticón de vergüenza?
Voy a entrar muy a menudo, con tu permiso, para ver si consigo quitarme algún "sobrante" antes de que llegue Navidad y también aprender a frenarme delante de un plato.
Los consejos que das de plato pequeño, no mirar la tele, masticar despacio, etc. yo los seguía hace muchos años pero era la costumbre que tenía entonces. No tenía prisas y ahora tengo demasiadas.
La diferencia de peso es abismal de entonces a ahora. Antes pesaba 47 kilos y ahora peso 61 ó 62, dependiendo del día.
Creo que he escrito un comentario demasiado largo (aún sigo buscando un emoticón sonrojándose :) ).
Un besazo cariñet.

Carmen dijo...

Chelo preciosa, me alegra mucho leérte por aquí, te diré que aunque tu peso actual no es para nada excesivo, sí entiendo que le quieras poner remedio y bajar algún kilillo ya que lo que se va pillando si no se elimina de inmediato se corre el riesgo de seguir subiendo cada día un poquito más. Te aseguro que si sigues las normas que he puesto bajas sin problema, mi amiga de Madrid (que está como seguidora del blog) lo está haciendo desde hace 1 mes escaso y ha bajado ya casi 5 kg y está muy contenta. No hace dieta extricta (aunque he puesto menús de dieta dieta) simplemente plato de postre para todo, las seis tomas y nada de dulces y picoteos.
No te importe que sea largo lo que me quieras escribir, para eso está, así que adelante con todo lo que se te ocurra o desees..
Un besote.